¡Vuelve arriba!
que es un nft

¿Qué es un NFT y por qué debería saberlo?

NFT (non-fungible token o token no fungible) es la solución a un problema tan antiguo como la web: la infinita replicabilidad de la información digital online. Cuando copiar y pegar bits, archivos y píxeles es tan fácil como hacer unos pocos clics de ratón, los conceptos de propiedad, originalidad y control de acceso desaparecen. A pesar de que existen desde finales de 2017 cuando surgió el primer estándar NFT, no ha sido hasta mayo de 2021 que se han convertido en un fenómeno cultural.

¿Pero exactamente qué es un NFT?

Es un nuevo tipo de activo digital que es único, no fungible y utiliza la tecnología blockchain (cadena de bloques) para certificar su autenticidad y propiedad. Las cadenas de bloques son la misma tecnología que sustenta a las criptomonedas. Ahora bien, para comprender esto, primero debemos comprender la idea de fungibilidad, que investopedia.com define como “la capacidad de un bien o activo de intercambiarse con otros bienes o activos individuales del mismo tipo”. A diferencia de las criptomonedas o el dinero fiduciario (Dólares, Euros, etc.), cada token NFT contiene datos únicos y no se puede reemplazar por una versión idéntica, lo que significa que los NFT no son intercambiables entre sí.

El valor de la pieza de arte digital

Veamos un ejemplo para que sea más fácil de entender: si tú y tu amigo tenéis un billete de 1 dólar cada uno, podríais intercambiarlo y ambos tendríais un billete con el mismo valor (¡asumiendo que ninguno de los billetes sea falso, por supuesto!). Ahora bien, imagina que tienes una obra de arte original, digamos la Mona Lisa (¡apuntando alto!), y tu amigo tiene una impresión de la misma pieza. Se ven exactamente iguales, pero claramente no tienen el mismo valor, porque uno es un original pintado por el mismo Leonardo da Vinci, y el otro es una copia impresa de la cual hay millones disponibles en el mundo. Cualquiera puede comprar una impresión, pero solo una persona (o colectivo) puede poseer el original. Por tanto, la pieza original no es fungible (como un NFT) y las impresiones son fungibles (como un billete de dólar).

A diferencia de las criptomonedas o el dinero fiduciario (Dólares, Euros, etc.), cada token NFT contiene datos únicos y no se puede reemplazar por una versión idéntica, lo que significa que los NFT no son intercambiables entre sí.

 

Si el NFT es también un activo digital, entonces también se puede copiar. No le veo el sentido… 

Es cierto, podrías descargar el archivo digital que está dentro de un NFT y decir que eres su dueño, pero esto sería lo mismo que descargarte una foto, una película o un disco de internet y decir que eres dueño de esa pieza. Una copia no otorga la verdadera propiedad de ese activo digital (y además, ¡estarías infringiendo derechos de autor!). Con los NFT, la propiedad y el control del activo real se confirman fácilmente en la cadena de bloques, lo que lo hace completamente rastreable e inmutable.

Derechos de autor

Todos pueden verlo o copiarlo, pero solo uno puede poseerlo. Por lo tanto, los NFT permiten que una persona tenga la verdadera propiedad de un activo digital de un modo que antes no era posible. Eso sí, es importante tener en cuenta que el artista o creador del NFT aún puede conservar los derechos de autor y los derechos de reproducción de la pieza, al igual que sucede con las obras de arte físicas. Aunque también puede cederlos al comprador.

Creo que empiezo a entenderlo, aunque no me queda claro qué es lo que le da valor a un NFT, a parte de la verificación de la propiedad…

Hay muchas razones por las que la gente compra y da valor a los NFTs, casi tantas como compradores, pero estas son algunas de las más importantes.

Singularidad

Para responder qué es un NFT, debemos saber que es único. No puede haber dos NFT que tengan el mismo número de token en el mismo contrato inteligente. Lo que significa que sólo habrá uno de esos tokens. 

Verificable 

El historial de singularidad, de la propiedad y de los intercambios o ventas de cada NFT es verificable por la cadena de bloques y puede ser visto y comprobado por cualquier persona en cualquier momento, sin intermediarios.

Derechos de autor

En ocasiones, los NFT pueden incluir ciertos derechos de uso si el creador decide otorgarlos. Esto significa que el propietario de ese NFT tendría ciertos derechos comerciales para usar la imagen, sonido, vídeo, o cualquier otro activo digital que forme parte de ese NFT en concreto. Esto se define cuando se crea el NFT y es verificable antes de comprarlo.

Rareza

Como son únicos y no se pueden copiar, los NFT también se pueden medir por rareza y escasez. A veces, hay muy pocos NFT de un artista o creador, lo que significa que tú serías una de las pocas personas en el mundo que poseería un artículo coleccionable de ese artista. También hay colecciones de algunos miles de NFTs que son similares, pero nunca iguales. Algunos tendrán rasgos o detalles más raros que los harán más valiosos que el resto en la misma colección, porque hay menos de esos en existencia y, si quisieras revenderlo, el precio podría ser más alto que el de los menos raros de la misma colección. 

Utilidad

Muchos NFTs o colecciones tienen utilidades que sólo los poseedores de esos NFT pueden beneficiarse de ellas. Algunas de las utilidades más comunes son: formar parte de un club o comunidad; participar de sorteos, airdrops o eventos exclusivos para holders (poseedores del NFT); recibir regalías si utilizan la imagen de tu NFT en alguna acción que genere dinero (publicidad, cine, libros, juegos, muñecos…); acceso a visualizar series o jugar a juegos creados sólo para holders; y un sin fin de posibilidades más. 

Coleccionables

Los NFT son coleccionables, igual que las cartas o cromos de cuando eras pequeño. Puedes conservarlos en el tiempo y su valor podría subir. Mucha gente los compra para revenderlos y ganar un dinero considerable, pero ¡también puede hacer que pierdas dinero!. Si sabes qué es un NFT como parte del espacio de las criptomonedas, entiendes que es un mercado muy volátil, y SIEMPRE debes HACER TU PROPIA INVESTIGACIÓN antes de comprar cualquier NFT, sobre todo si vas a comprar uno de esos coleccionables con la intención de sacarle un beneficio monetario.

Descargable

El propietario del NFT puede descargar archivos adjuntos, desde una imagen de alta resolución a cualquier otro activo digital que el artista o creador pueda haber incluido en el contrato inteligente. Algunos ejemplos son: activos de videojuegos; pistas de música; archivos PDF; entradas a un espectáculo; libros; y mil cosas más.

Revendible

Los NFT siempre estarán disponibles en la cadena de bloques, y puedes conservarlos durante el tiempo que quieras y utilizarlos en diferentes aplicaciones. Pero también puedes revenderlos. Las personas que sepan qué es un NFT (y los vean en las tiendas de NFT) pueden hacerte ofertas y tú puedes decidir aceptarlas o rechazarlas. También puedes regalarlos o enviarlos a otras personas, simplemente realizando una transacción en la cadena de bloques en la que se basa.

Todo esto está muy bien, pero ¿qué sentido tienen los NFT realmente?

Esto depende de si eres un artista o un coleccionista. 

Para los artistas, saber qué es un NFT brinda una manera de llegar a un mercado que está muy dispuesto a comprar cualquier tipo de arte digital, y pueden vender obras que de otra manera probablemente solo usarían para publicar en Instagram o como portafolio para potenciales clientes que deseen encargar algo en particular. Los NFT también brindan la posibilidad de obtener regalías de manera automática e infinita sobre las ventas en el mercado secundario, así como dar un porcentaje de las ventas a co-creadores, organizaciones benéficas o cualquier persona que deseen, agregando esta información en los metadatos del NFT, lo cual es complejo y casi imposible de hacer en el mercado creativo tradicional.

El rol de los coleccionistas

Para los coleccionistas, están apoyando a los artistas directamente, sin intermediarios que se queden con un porcentaje absurdo del dinero de las ventas (como ha ocurrido toda la vida en los mercados creativos tradicionales de arte, música, cine, videojuegos, etc.). Además, en ocasiones puede que tengan algunos derechos de uso sobre el activo que se compra. Y, por supuesto, se puede jugar al juego especulativo en el que se compra un NFT y se espera a que su valor suba algún día, de modo que se pueda vender para obtener algún tipo de beneficio. Como dije antes, esto no siempre sale bien y siempre es tu responsabilidad que evalúes los proyectos antes de especular con ellos.

d
Síguenos